Llegada a Stansted con Alejandro y Yatsuri. Llegaron conmigo desde Madrid

Alejandro, Lidia y Yatsuri. Picnic de despedida con Lidia, ella se queda unas semanas más.

Programa EFL 20. General English. Alejandro y sus compañeros.

Curso de preparación al First Certificate. Mónica con sus compañeros de clase.

Testimonios de jóvenes que han disfrutado de nuestros viajes:

Adela G. 8 de abril 2016 Mi hija (19 años) estuvo el verano pasado en un curso preparado por English for all, gracias a las atenciones de Mar, su gerente, gracias a la atención que le prestó a Lidia tanto en su estancia como en la búsqueda del curso que más se adaptaba a sus necesidades (IELTS), Lidia pudo pasar el examen de acceso a la universidad, y este curso ha estado estudiando en Southampton de donde volverá en mayo con una licenciatura inglesa. Gracias de verdad por tan buen trabajo. Gracias por tus consejos y constante implicación.

Manuel y Maite 21 de Noviembre de 2016 La experiencia de nuestro hijo Diego, de 15 años,  ha sido muy positiva. Era la primera vez que salía de España en un viaje de estudios de inglés y queríamos que estuviera en un entorno apropiado a su edad y conocimientos. El campamento de Friends está muy bien organizado para cubrir estas necesidades. Los chavales están en un entorno controlado, con muchos compañeros de su edad de distintos países lo que les permite conocer otras culturas y practicar el inglés durante casi todo el día. Las actividades, tanto de inglés como de ocio están muy bien diseñadas; Diego se lo pasó muy bien y está deseando volver este año.

Dolores S. 23 del 11 de 2016 El pasado verano (2016) nuestro hijo de 16 años estuvo 15 días en Inglaterra en el programa Cambridge Junior y Mar fue su acompañante. La experiencia sólo podemos clasificar de extraordinaria. Pese a ser una estancia corta, a su vuelta, pudimos constatar una mayor fluidez y destreza con el idioma, además de una mayor autonomía en su vida personal. Jesús volvió encantado con las clases, las actividades, y con los profes que, según él, tenían muy buena actitud y carácter. Podían elegir entre varias actividades y los días eran muy intensos puesto que tenían todo el tiempo ocupado con clases, actividades, deportes, excursiones. El colegio tenía especial cuidado a la hora de formar los grupos ya que en el grupo de mi hijo no había más españoles lo que le obligaba en todo momento a comunicarse en inglés.En la familia que estuvo también había dos estudiantes de otras nacionalidades y hablaban todos a la hora de la cena. En cuanto a Mar, como acompañante, sólo cabe decir, que fue extraordinaria.